AC/DC sigue al rojo vivo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

AC/DC sigue al rojo vivo

Mensaje por Alucard el Jue Oct 30, 2008 9:10 am

Sacado de la Nacion.com:

Una vez más, la banda australiana AC/DC escaló hasta la cima de una montaña, solo que esta vez es una poco común, es helada.

¿Puede verlos? Ahí están los hermanos escoceses Malcolm y Angus Young y el resto de la banda que fundaron hace 35 años, tan frescos como cuando tenían veintitantos de edad.

Con su disco Black Ice , AC/DC vuelve a ondear la bandera de conquista cual explorador. A Angus Young, por ejemplo, le sobra pinta: usa uniforme de colegial aún a los 53 años de edad.

Apenas con diez días de haber entrado al mercado, el Black Ice ha vendido casi cinco millones de unidades. Es doble platino ya en Alemania y Australia; triple platino en Suiza; cuatro veces platino en Canadá y platino sencillo en Francia, Italia, Suecia, Noruega, Finlandia, Austria, Bélgica, Irlanda, Nueva Zelanda y República Checa.

Esto hace recordar que en 1979, con Highway to Hell , AC/DC vendió su primer millón de copias en Estados Unidos.

Y fue todo un mérito porque, mayoritariamente, los apoyados por los medios eran los del pop y AC/DC vendió sus primeras 75 mil copias solo con publicidad de boca en boca y sin sonar en radios. Ellos tocaban en clubes, bares, en cualquier lugar aunque solo hubieran “tres perros y un canguro, pero por lo menos saltaban”, rememora divertido Angus Young.

Años después con Black Ice , AC/DC repite logros. Debutó número uno en la lista de Billboard al haber vendido 784.000 copias en una semana. Es decir, 600.000 copias más que Kenny Chesney que dominaba la tabla.

Ocho años sin grabar un disco de estudio tenía la legendaria banda fundada en Sidney y madre de clásicos de clásicos del rock como Higway to Hell y Back in Black.

Con la ausencia, ellos no fueron olvidados; más bien fueron deseados. Su tour mundial, que empezó hace dos días en Wachovia Arena en Wilkes-Barre en Pennsylvania, tuvo tal demanda que fue ampliado con 16 fechas.

Atrás quedó la época en que a la banda solo le alcanzaba el dinero para tres semanas de estudio de grabación. Hoy, el proceso es muy diferente para AC/DC.

Para e l Black Ice , todas las piezas fueron escritas por Angus y Malcolm Young. Luego, la banda se tomó todo un mes para trabajar las canciones; en el estudio, la presión no era por el tiempo a pagar –como en los años mozos–, sino porque todo sonara preciso.

Esta vez AC/DC tomó como productor a Brendan O’Brien conocido por sus trabajos con Pearl Jam y Bruce Springsteen, entre otros.

Y de un trabajo colegiado fue que salió esta Black Ice ( Hielo Negro ).

El bautismo. “( Black Ice ) Parecía ser un buen título” aseguró Angus Young en un especial radiofónico unos días antes del estreno de esta producción.

“Cuando escribes un disco quieres hacer algo, algo sin pensarlo mucho. Y, como dice Brian (Johnson, el cantante), escaló a la cima de la montaña. Nos pareció fuerte... el hielo como diamantes” , puntualizó el feroz guitarrista Young.

La punta de este exitoso iceberg es Rock N’ Roll Train y tiene anécdota. Originalmente se llamó Runaway Train , pero fue cambiado.

“Alguien dijo que Tom Petty tenía una canción con ese título u otra banda. Entonces decidimos cambiar el título por Rock N’ Roll Train , así es el rock and roll ”, dijo Malcolm Young.

Amos del ‘riff’. Magistral en eso de preservar el fuego sagrado de AC/DC es este Hielo negro que conserva la potencia prima de esta banda. No hay una sola fisura en este álbum por donde puede darse una fuga al pop o a una fusión rebuscada para capturar nuevas generaciones – grosso error en el cayeron algunos veteranos del rock bajo la excusa de “reinventarse”– .

Eso de “remozarse”, “ponerse in con las nuevas tendencias del mercado” y “experimentar” son frasecillas que AC/DC manda al más allá. Esta banda sigue haciendo, con total dignidad y claridad, el buen rock and roll que hace desde 1973. Y lo hace perfecto.

Sigue siendo el AC/DC que se apuntala en estribillos consistentes y coreables y en las guitarras sólidas como un muro.

Es ahí, en las cuerdas, donde los hermanos Young son unos genios del riff y eso desata una avalancha de rock de muy alto voltaje.

El sencillo punta de lanza, Rock N’ Roll Train , da fe de ello: en los dos minutos 26 segundos entra un quiebre escalofriante, pero preciso. Y en Big Jack , las cuerdas tienen un protagonismo absolutamente justificado y con total brillo.

Brian Johnson, ese hombre de la voz tan difícil de encontrar en el rock del nuevo siglo, lo explica claro.

“Creo que los chicos (los Young) querían algo especial. Tenían como 50 canciones y grabaron solamente 15 canciones, todas explosivas. Estos chicos tienen riffs increíbles por todos lados. La gente puede decir que son fáciles de escribir pero es mentira. Escucha Get Back de Los Beatles, cuántos músicos me han dicho ‘yo pude haber escrito eso’ y yo les digo: ‘¿por que no lo hiciste?’. Es difícil escribir acordes simples que no se hayan hecho antes, los que escribieron estos dos chicos no sé de dónde los sacaron”.

Johnson, que no ha perdido su fuerza ni su brillo, sigue interpretando las canciones de forma tan particular que su manera de cantar es casi marca registrada AC/DC.

Y lejos de quedarse en lo que hace años atrás hizo, Johnson asumió riesgos. Ahí está en el Black Ice Stormy May Day , en la que intentó algo diferente a lo que estaba acostumbrado: cantar todo un segmento una octava abajo, dándole un sentimiento de blues a este tema.

Y ojo con esto, porque este logro marca algo importante para la banda. Brian Johnson no había emulado, hasta la fecha, lo que hizo el mítico Bon Scott (1974–1980). Él daba esos giros hacia el blues que hasta ahora atina Johnson y es la voz del que se considera el himno de AC/DC: It's a Long Way to the Top (If You Wanna Rock 'n' Roll) .

Así, una vez más, AC/DC repite otra hazaña de crear un disco tan revelador y claro como lo fueron High voltage , T.N.T. (1975) y Dirty Deeds Done Dirt Cheap (1976).

Es como si la banda rescatara lo que fueron sus primeros pasos ahora que el mundo sí tiene oídos para AC/DC, pues aquellos acetatos de estudio como T.N.T fueron editados solo para Australia y Nueva Zelanda.

La unión es fuerza. Otro factor favorece el trabajo de la banda: no hubo grandes disputas ni distanciamientos escandalosos en esta formación, como lamentablemente si ha sucedido con Led Zeppelin, Black Sabbath, Metallica y hasta la bonita Pink Floyd.

Sin mayores dolores que curar, es fácil reencontrarse. Y tantos años sin hacer un álbum no congeló la química de todos los miembros.

“Luego de un tiempo empecé a pensar: ‘¿qué nos va a pasar?’ Porque empiezas a pensar ‘¿qué estará pasando con los chicos?’ Si se les acabaron las ideas, tal vez estaban muy cansados o no querían ser molestados, no lo necesitábamos, todos estamos financieramente seguros. Cuando la llamada (para grabar) llegó fue como un shock (...) Cuando fuimos al estudio regresó esa sensación de mariposas en el estómago. Cuando los muchachos llegaron con el primer tema, yo me quedé con mis manos en mi cabeza y me dije: esta es una buena banda. Fue mágico”, relató Brian Johnson.

El Black Ice trae de vuelta a unos veteranos que saben muy bien cómo volver a ser niños.

Black Ice

1. Rock ‘N Roll Train
2. Skies On Fire
3. Big Jack
4. Anything Goes
5. War Machine
6. Smash ‘N Grab
7. Spoilin’ For a Fight
8. Wheels
9. Decibel
10. Stormy May Day
11. She Likes Rock ‘N Roll
12. Money Made
13. Rock N Roll Dream
14. Rocking All the Way
15. Black Ice

_________________

"Releasing control art restriction system to level three…level two…Situation A releasing level one. The Cromwell approval is now in effect. Hold release until target is silenced."
avatar
Alucard
Administrador
Administrador

Masculino
Cantidad de envíos : 1338
Localización : Hellsing
Fecha de inscripción : 25/07/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.